Anton van Leeuwenhoek es conocido sobre todo por ser el hombre que perfeccionó el microscopio. Sin embargo, hizo también diversos descubrimientos científicos avanzados. Hoy en día sigue siendo respetado por sus logros como inventor e investigador.

El microscopio

Anton van Leeuwenhoek nació en una familia media. Vivían en la esquina junto a la Leeuwenpoort (Puerta de los Leones) de Delft, y de ahí le viene su apellido. Desde joven, Van Leeuwenhoek se sintió fascinado por las ‘verdades creadas ocultas'. Para investigarlas, fabricó un microscopio que ampliaba mucho más que otros de su época.

Espermatozoides

Van Leeuwenhoek no cursó estudios científicos. Solo quería sacar a la luz la verdad que, según él mismo decía, había sido colocada por el Creador en la creación. Así descubrió por ejemplo los glóbulos rojos, los espermatozoides y las fibras musculares estriadas. Asimismo, seguramente fue el primero en observar bacterias.

Respeto

Van Leeuwenhoek envió sus descubrimientos a la Royal Society de Londres, una sociedad integrada por científicos ilustres. De esta manera se amplió su fama. Murió a los 91 años -una edad muy avanzada para aquella época. ‘Aquí la ciencia gris está enterrada en Leeuwenhoek', reza la última frase del epitafio escrito por el poeta Huibert Poot. Un claro signo del respeto que ya en su época le tributaba la gente.

Horario de cierre »

Cierre de la línea de tiempo ×