Guillermo Jorge Federico de Orange Nassau era el hijo menor del último estatúder Guillermo V y hermano pequeño del primer rey de los Países Bajos: Guillermo I Federico. Fue un buen comandante que, pese a una molesta herida en el hombro, luchó valientemente contra los franceses.

Herida en el hombro

Guillermo Jorge Federico -apodado Fritz- tuvo una formación militar e inició su carrera en 1792 siendo teniente general de caballería y gran maestro de la artillería. Luchó contra Francia, que amenazaba a los Países Bajos, situándose casi siempre en la vanguardia. En septiembre de 1793, durante una batalla en la localidad flamenca de Wervik le dispararon en el hombro. Nunca se recuperó del todo de la herida.

Gran amor

En 1795, la familia Orange Nassau se refugió en Inglaterra huyendo de Napoleón. Allí, Federico encontró a su gran amor: la princesa María, hija del rey Jorge III. Sin embargo, el rey consideraba que primero tenían que casarse sus hermanas. Al final, María se casó con otro.

Noche fatídica

Durante sus últimos años, Federico sirvió en el ejército austriaco. Sin estar del todo recuperado de su herida en el hombro, visitó a los soldados enfermos en Italia. Allí Federico sufrió unas fuertes fiebres y murió en la noche del 5 al 6 de enero de 1799 en brazos de su ayudante de campo, a los 24 años de edad. Fue enterrado en la ciudad italiana de Padua, pero en 1896, a petición de la reina Emma, se le dio sepultura en la cripta de la Iglesia Nueva de Delft. El monumento funerario del escultor italiano Antonio Canova también fue trasladado desde Italia y ahora cuelga detrás del sepulcro de su hermano mayor, Guillermo I.

Horario de cierre »

Cierre de la línea de tiempo ×