Klaus-Georg Wilhelm Otto Friedrich Gerd von Amsberg – o simplemente el príncipe Claus – contrajo matrimonio en 1966 con Beatriz, la actual reina de los Países Bajos. Este príncipe de procedencia alemana no fue del agrado de todos. Sin embargo, más tarde, su popularidad no hizo más que crecer.

Prisionero de guerra

Klaus von Amsberg creció en África, donde trabajaba su padre. Justo antes de la Segunda Guerra Mundial regresó a Alemania, donde le llamaron a filas. Sin embargo, en mayo de 1945 los estadounidenses lo hicieron prisionero de guerra.

Cámara de los Diputados

En una fiesta de nochevieja, Klaus conoció a la princesa Beatriz, heredera al trono holandés. Un año más tarde, la prensa observó el interés que sentían el uno por el otro, y en 1965 la pareja se vio obligada a anunciar rápidamente su compromiso. Sin embargo, ello solo fue posible después de que, a petición del Gobierno, un periodista hubiese demostrado que no había nada que objetar al comportamiento de Klaus durante la Segunda Guerra Mundial.

Sin acento

El 10 de diciembre, Klaus Von Ambsberg obtuvo la nacionalidad holandesa. Su nombre se ‘holandizó' convirtiéndose en: ‘Claus George Willem Otto Frederik Geert van Amsberg'. Claus supo ganarse el corazón de la mayoría de los holandeses gracias a su carácter franco y porque aprendió en poco tiempo a hablar neerlandés sin acento.

Pulmonía

El príncipe Claus demostró ser un hombre honrado y emprendedor, con corazón para la ayuda a los países en desarrollo. Sin embargo, en los últimos años de su vida su salud empeoró. Finalmente murió a consecuencia del Parkinson y una pulmonía. El príncipe Claus recibió sepultura en la cripta real de la Iglesia Nueva, después de unos funerales que despertaron gran interés.

Horario de cierre »

Cierre de la línea de tiempo ×