El príncipe Bernardo fue el príncipe consorte de la reina Juliana y padre de la actual reina Beatriz.

Estudiante en prácticas

Bernardo von Lippe-Biesterfeld nació en el gran ducado de Sajonia-Weimar-Eisenach. Después de sus años de escuela trabajó como estudiante en prácticas en una empresa de productos químicos. Poco después conoció a Juliana, la princesa heredera holandesa. Ambos se prometieron el 8 de septiembre de 1936 y se casaron el 7 de enero de 1937. A partir de entonces, a los títulos honoríficos militares que ya ostentaba Bernardo, se sumó el de ‘Príncipe de los Países Bajos'.

Clavel blanco

Desde su época de estudiante, Bernardo tenía por costumbre llevar un clavel blanco en el ojal durante los actos públicos. Ello dio lugar al ‘día del clavel' en su cumpleaños en 1940. Muchos holandeses llevaron entonces un clavel para manifestar abiertamente su descontento con la ocupación alemana.

Soborno

A mediados de la década de los setenta, el príncipe Bernardo fue considerado sospechoso de estar implicado en un caso de soborno. A raíz de la investigación del caso abandonó su cargo como inspector general de las Fuerzas Armadas.

Missing man

Hacia el año 2000, el príncipe Bernardo enfermó. A finales de 2004 su estado empeoró hasta provocarle la muerte. Diez días más tarde, el príncipe Bernardo fue sepultado en el panteón familiar en la Iglesia Nueva. Como homenaje, antes de la ceremonia las Fuerzas Aéreas Reales sobrevolaron Delft con tres F16 y un Spitfire, en formación Missing Man. Sobre el ataúd de Bernardo había un clavel blanco.

Horario de cierre »

Cierre de la línea de tiempo ×